lunes, 15 de abril de 2019


¿Planeando un viaje estos días de sol? Ten en cuenta estos tips


Muchos se encuentran en la búsqueda del mejor lugar para relajarse un fin de semana largo. Algunos eligen ir a lugares calurosos como la playa o la selva, mientras que otros a ambientes más fríos como la sierra. Sin embargo, la visita a estos tipos de lugares implica ciertos cuidados en nuestra salud visual.
Los ojos son órganos muy sensibles y delicados que suelen afectarse con frecuencia pues la exposición a diversas temperaturas podría generar ciertas patologías como conjuntivitis por contaminación de gérmenes o por radiación, infecciones, alergias, lagrimeo, visión borrosa, ojo seco y en algunos casos úlceras corneales.
La exposición a lugares soleados requiere de una protección contra las radiaciones, es por eso que se recomienda los siguientes implementos que toda persona debe llevar en su equipaje para proteger la visión.
  • Lubricantes oculares
El clima seco de la altura o la presencia de polvo, tierra, o viento, generan partículas que podrían caer al ojo, las cuales logran incomodar la visión. Por tal motivo, se debe tener a la mano lubricantes oculares para remover algún cuerpo extraño y así evitar la sequedad en los ojos.
  • Lentes de sol con filtro UV
Por la posición geográfica del país, ya sea que vayamos a cualquier destino, debemos contar con un lente de sol con protección ultra violeta del 100%. A mayor altura, la radiación se incrementa y en climas soleados los rayos son intensos todo el año. Recuerda que no todos los lentes oscuros nos protegen de los rayos del sol, lo más recomendable es verificar que los lentes de sol poseen un filtro UV para garantizar que el lente bloquea por lo menos el 99% de los rayos ultra violeta.
  • Gel para desinfectarse las manos
Antes de manipular los ojos, es recomendable desinfectarse las manos o lavárselas en todo momento, para evitar el contagio de gérmenes y terminar con una infección. Así también, mantener una buena limpieza ayudará a evitar otras enfermedades.
  • Gorro de ala ancha
Se sugiere utilizar gorros o sombreros de ala ancha para que protejan los ojos del sol, viento o tierra. De esta forma, evitaremos que los rayos del sol lleguen directamente a la vista. Asimismo, se protegerán otras partes del cuerpo como el rostro, cuello y pecho.


En consecuencia, los expertos indican que en el caso de las personas que padezcan de enfermedades oculares no deben olvidar llevar un stock suficiente de su respectiva medicación. En caso de algún incidente que dañe la visión, se recomienda lavar el ojo afectado con abundante agua limpia. 





lunes, 8 de abril de 2019


EL ESTRÉS PERJUDICA NUESTRA SALUD VISUAL


El estrés afecta a nuestra salud de diversas maneras, ya que genera una gran exigencia de nuestro cuerpo, hasta incluso puede hacerse notar en los ojos. Problemas personales, dificultades laborales, etc, causan una respuesta fisiológica de nuestro organismo en forma de cambios bioquímicos y hormonales que tienen como objetivo fundamental avisarnos de un peligro y poner en marcha los mecanismos de defensa oportunos para enfrentarlo.

Algunos de estos problemas son de carácter leve, pero otros representan un riesgo más serio.

Principales problemas visuales asociados al estrés

Mioquimias o TICS

Más conocidas como tics, son temblores en los ojos provocados por el movimiento involuntario de determinadas fibras musculares situadas alrededor de los ojos que habitualmente sí controlamos cuando queremos mover los párpados. Estos tics afectan al párpado inferior, aunque también pueden darse en el superior. Se asocia claramente a estados de estrés, tensión nerviosa, falta de sueño y consumo excesivo de cafeína u otros excitantes. Se recomienda masajear la zona y descansar adecuadamente para solucionar esta molestia rápidamente.

Blefaritis

También llamado inflamación de los párpados. Este problema suele estar asociado a la sequedad ambiental, una circunstancia que se produce cuando pasamos demasiadas horas en espacios cerrados con climatización (aire acondicionado fundamentalmente) o realizando tareas frente al ordenador y otros dispositivos móviles. La blefaritis por estrés es muy molesta. Causa picor, irritación, sensación de tener arenilla en los ojos, enrojecimiento, visión borrosa e incluso sensación de quemazón.

Fatiga visual

También llamado estrés visual o astenopía, suele estar provocado por pasar demasiadas horas con la vista fija en pantallas de ordenadores, tabletas o teléfonos móviles. Causa dolores de cabeza, dificultad para enfocar la vista que puede impedir incluso leer, cansancio general, visión borrosa o visión doble. Para evitarlo, es conveniente hacer descansos cada hora para parpadear y enfocar la vista en otro punto que esté más alejado que la pantalla.

Coroidopatía serosa central

También llamada maculopatía serosa central, esta dolencia ocular asociada al estrés, al embarazo o a circunstancias hormonales, es más grave ya que suele causar problemas más duraderos y además asusta más a los que la sufren.

La maculopatía serosa central causa una reducción brusca de la visión en un ojo o en ambos, defectos en la visión central consistentes en una mancha oscura que impide leer o apreciar detalles pequeños, líneas que se tuercen al leer, sensación de que los objetos que nos rodean son más pequeños de lo habitual, etc.

Normalmente desaparece progresivamente en el tiempo que disminuye el factor estresante. No obstante, es conveniente acudir al oftalmólogo para que haga una exploración de fondo de ojo.


lunes, 1 de abril de 2019

¡ALERTA! RIESGOS DE LA PRESIÓN OCULAR ALTA


¡ALERTA! RIESGOS DE LA PRESIÓN OCULAR ALTA


La tensión ocular o presión intraocular (PIO) es un concepto asociado al ojo y está relacionado con el desarrollo del glaucoma.

¿Qué es la presión intraocular?
El ojo carece de una estructura sólida en el interior, por lo que necesita una presión intraocular adecuada para mantener su forma esférica.
En este papel interviene el humor acuoso, un líquido presente en el interior del ojo y cuyo equilibrio influye en la presión intraocular. Es decir, si no existe un equilibrio entre la producción y eliminación de este líquido, el humor acuoso aumenta originando una presión ocular alta.

Riesgos de la presión ocular alta

El principal riesgo de tensión ocular alta es el glaucoma. Una presión elevada daña de forma progresiva el nervio óptico del ojo con el riesgo de desarrollar esta patología ocular.
Entre el grupo de riesgo se encuentran quienes tienen una presión intraocular alta y, además, tienen antecedentes familiares de glaucoma, diabetes, miopía elevada o su edad es superior a los 50 años.

El glaucoma no suele presentar síntomas en la fase inicial, sino cuando la patología ha avanzado. Entre ellos se encuentran:

·         Ojos sensibles a la luz o deslumbramientos.
·         Enrojecimiento de los ojos y visión borrosa
·         Dolor de ojos y de cabeza.
·         Dificultad para ver en la oscuridad o en condiciones de poca luz.
·         Reducción del campo visual periférico.
·         Pérdida gradual de la visión.

¿Cómo puedes prevenirla?

La prevención es fundamental, por lo que se aconsejan revisiones oculares anuales a partir de los 45 o 50 años.

Para prevenir esta situación también puedes poner de tu parte incorporando a tu vida hábitos saludables como la práctica de ejercicio físico según tus necesidades, no fumar ni tomar alcohol en exceso.

Evita la sal, el azúcar y las harinas refinadas y consume más frutas y verduras ricas en vitamina C, B1, el caroteno (pre-vitamina A).

Tratamientos de la presión ocular alta
Las revisiones anuales son fundamentales para controlar la presión intraocular y para detectar su origen. Dependiendo del caso, el oftalmólogo recomendará colirios o medicamentos orales.

La prevención es la clave de una buena salud ocular y se basa en la incorporación de hábitos saludables de alimentación y de vida, además de las revisiones periódicas que ayudan a detectar futuros problemas de visión.


lunes, 25 de marzo de 2019


¿VISTA CANSADA ES IGUAL QUE FATIGA VISUAL?



Vista cansada o presbicia no es lo mismo que fatiga visual, sin embargo, estos términos se pueden confundir ya que ambas son dificultades que afectan la visión.
La presbicia o vista cansada no es una enfermedad, es la evolución natural del ojo que con el paso de los años pierde la capacidad de enfocar correctamente del cristalino. Si necesitas acercar en exceso un objeto para poder leer, es muy probable que estés empezando a padecer las primeras señales de presbicia o vista cansada. El campo de visión a corta distancia es uno de los primeros síntomas. El cristalino, a partir de los 40-45 años, pierde su elasticidad y sufre a la hora de enfocar los objetos cercanos.

Presbicia: síntomas de la vista cansada

El lagrimeo, visión borrosa, picor o enrojecimiento en los ojos, pueden ser síntomas de dificultades para enfocar; señales que unidas a dolores de cabeza o molestias en la zona de los ojos pueden ser síntoma de presbicia o vista cansada. A partir de los 40 años nuestra vista cambia. La presbicia es un proceso degenerativo asociado al envejecimiento del ojo y a la pérdida de elasticidad del cristalino.
Imagen relacionada

Fatiga visual: cómo detectarla

Aparece a cualquier edad de la persona provocado por el esfuerzo visual. Las molestias en los ojos, dolores de cabeza y visión borrosa son también los primeros síntomas de la fatiga visual. Los dolores de cabeza de la fatiga visual aparecen como consecuencia de haber realizado un gran esfuerzo al fijar nuestra atención en un único foco (por ejemplo: la pantalla digital) durante demasiado tiempo.
La sobre exposición a las pantallas digitales es la consecuencia directa del uso que como sociedad hacemos de las nuevas tecnologías.
Para enfrentarnos a este sobre esfuerzo visual, existe una regla: la del 20, 20, 20. Los expertos recomiendan apartar la mirada de la pantalla durante 20 segundos cada 20 minutos enfocando a una distancia de 20 pies (6 metros), adoptar una postura correcta delante del ordenador y parpadear con frecuencia. Además de estas recomendaciones para disminuir los efectos de la luz azul, existen otras opciones como el uso de lentes con filtro azul, que bloquean un porcentaje de la luz azul emitida por pantallas digitales y previenen el envejecimiento del ojo.
En consecuencia, la vista cansada y fatiga visual no son sinónimos. Pueden compartir algunos primeros síntomas y el uso de las pantallas digitales puede influir en ambas, pero diferenciarlas es sencillo. La primera se trata de un proceso irreversible y natural del ojo y la segunda es la reacción a un sobre esfuerzo continuado de nuestra vista. 



martes, 19 de marzo de 2019



DIPLOPÍA O VISIÓN DOBLE, ¿PORQUÉ SUCEDE?


La diplopía es una patología muy molesta y repercute en todas las actividades de la vida del que la padece.

La diplopía o visión doble es una alteración de la visión que consiste en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto. Puede ser horizontal, vertical o diagonal, dependiendo del lugar en el que aparece la imagen duplicada (al lado, encima, debajo o en diagonal al objeto).

¿Por qué se produce la visión doble?

Entre las causas más frecuentes se encuentran:
  • Visión doble por astigmatismos elevados

Causado por una irregularidad en la córnea, en donde el paciente ve borroso tanto de cerca como de lejos, lo que produce un mal enfoque de su visión.
  • Queratocono

El queratocono que forma una irregularidad en la córnea, causa visión borrosa y a medida que avanza la visión puede volverse más distorsionada a cualquier distancia. El principal objetivo es tratarlo a tiempo.
  • Sequedad ocular
Los ojos secos surgen debido a una insuficiente calidad de película lagrimal en el ojo. Puede ocurrir que los rayos de luz se dispersen y no enfoque de manera apropiada. La solución suele ser aplicando gotas recomendado por el especialista.

  • Las cataratas
Suele ser la causa más común de la visión doble o diplopía. La opacificación del cristalino transparente, la lente natural del ojo, da lugar a imágenes difuminadas e incompletas, principalmente al mirar un foco luminoso. La operación de cataratas por suerte soluciona hoy en día este problema. El paciente recupera su visión con gran satisfacción al sustituir el cristalino por una lente multifocal de última generación.
  • Otros problemas visuales
 -       La parálisis de los nervios oculomotores
-       Estrabismos que aparecen tras una cirugía ocular
-       Traumatismos orbitarios y/o enfermedades de la tiroides
-       Algunos estrabismos infantiles que perduran hasta la edad adulta
-       Estrabismo del paciente miope


Ante cualquiera de estas situaciones recomendamos acudir al oftalmólogo para tratar a tiempo cualquier patología y/o problema ocular.



lunes, 4 de marzo de 2019


PROBLEMAS DE MIOPÍA INFANTIL Y JUVENIL AUMENTAN POR EXPOSICIÓN A PANTALLAS


En la actualidad vivimos en un mundo totalmente digital en el que se depende de computadoras, celulares y tabletas, incluso los padres entretienen a sus hijos con estos aparatos, lo que genera problemas ópticos.

Aunque siempre pensamos en la miopía infantil como una simple condición del desarrollo, la miopía en los niños, por sus efectos y por su potencial para derivar en problemas de visión graves, debe ser considerada más como una enfermedad.

¿Síntomas de la miopía en los niños?

La miopía aparece a menudo alrededor de los 6 años y suele dar algunos de los siguientes síntomas:
  • Entornar los ojos para enfocar a larga distancia.
  • Confundir personas que se encuentran a una distancia más o menos lejana.
  • Preferir actividades para las que se requiere el uso de visión cercana.
  • Acercarse los objetos para verlos o leer.
  • Mirar la televisión o el ordenador de muy cerca.
  • Entrecerrar los ojos para enfocar.

La miopía puede tener consecuencias si no se controla

El ojo miope es un ojo que crece en exceso, de manera que no consigue un enfoque adecuado.
La miopía aumenta especialmente durante la niñez y la adolescencia y en uno de cada diez niños miopes crecerá por encima de las 6 dioptrías, la llamada miopía magna, que es una de las mayores causas de patologías (como el desprendimiento de la retina y la retinopatía miópica) y discapacidades visuales.

Por eso es fundamental cuidar y controlar la miopía en los niños y, especialmente, prevenir su aumento. El periodo clave en el que la miopía crece es entre los 7 y los 17 años: esos 10 años son la única posibilidad de intervenir en este proceso. Muchos padres desconocen que la miopía infantil, si no se controla y supervisa, puede aumentar y derivar en serios problemas de visión.
Pero, sobre todo, no saben que es posible prevenir su crecimiento.

¿Se puede prevenir la miopía?

Se han realizado estudios para verificar que las necesidades de luz natural sean cubiertas como medida de protección y prevención de la miopía, por eso sugieren que niños y adolescentes deberían permanecer al menos tres horas al día al aire libre, tanto para obligar a nuestra vista a trabajar a distancia, como para ofrecerle a ésta momentos de luz natural.

Un segundo punto clave es la alimentación, consumir ácidos grasos esenciales Omega-3 y las vitaminas A, C y E colaboran en el desarrollo del ojo. No obstante, recuerda que se debe mantener una dieta saludable y variada, que contenga pescado, vegetales y hortalizas, todo en su justa medida, ya que no debemos olvidar que estamos hablando de niños.

Así mismo, si crees que tu hijo puede tener miopía, no dudes en acudir al oftalmólogo, siendo necesario que pase revisiones periódicas para asegurarte de una buena salud visual.





¿CÓMO SABER SI TENGO OJO SECO?


Los ojos necesitan lágrimas para mantenerse saludables y sin molestias. Cuando los ojos no producen la cantidad suficiente de lágrimas, existe una condición llamada “ojo seco”. El ojo seco también ocurre cuando las lágrimas no tienen la combinación adecuada de elementos ó cuando la vía lagrimal no es como debería ser.

¿Qué síntomas presenta?
  • Picazón y ardor en los ojos.
  • Tiene sensación de algo que raspa o arenilla dentro del ojo.
  • Ojos rojos o irritados. Esto pasa especialmente cuando está en un lugar con viento o cerca de humo de cigarrillos.
  • El uso de lentes de contacto provoca dolor.
  • Lagrimeo constante.
Causas del ojo seco

Los factores que con mayor frecuencia conducen al ojo seco son: la edad avanzada, el sexo femenino en la etapa postmenopáusica, la artritis reumatoide y determinados fármacos, especialmente los medicamentos utilizado para tratar los problemas cardíacos, la presión arterial alta y algunos antidepresivos.

Otras de las causas son:
  • Blefaritis (cuando se inflaman o se enrojecen los párpados).
  • Entropión (los párpados se pliegan hacia adentro); ectropión (los párpados se pliegan hacia afuera).
  • Estar en lugares con humo, viento o un clima muy seco.
  • Mirar la pantalla de una computadora durante mucho tiempo, leer y otras actividades que reducen el parpadeo.
  • Usar lentes de contacto durante mucho tiempo.


¿Cómo podemos tratarlo?

Las lágrimas artificiales son el tratamiento inicial de la mayoría de los ojos secos, aplicándose tan a menudo como sea necesario. Muy importantes son otras medidas preventivas como dejar de fumar y evitar los locales contaminados.
Acudir al oftalmólogo y ponerse en sus manos para seguir un tratamiento, es la mejor forma de cuidar nuestra salud visual.